El ala política del Ejecutivo apunta a problemas en la coordinación y pretende enviar un gesto de cambio de rumbo.

 Mauricio Macri detesta que le digan cómo armar sus equipos de Gobierno. Sin embargo, algunos de sus ministros insisten. Varios empujan una reducción de los ministerios. La idea que viene rondando desde hace meses en los despachos oficiales y que el Presidente solo implementó -forzosamente y a su pesar- cuando le soltó la mano a Federico Sturzenegger al frente del Banco Central y dejó acéfalo el ministerio de Finanzas, que -reconvertido en secretaría- pasó a depender de Nicolás Dujovne.El fortalecimiento del ministro de Hacienda a raíz de la negociación con el Fondo Monetario Internacional volvió a tentar a varios de los integrantes del ala política del Ejecutivo. Quieren eliminar los ministerios que se alojan en el viejo edificio del ministerio de Economía.

Se trata de las Carteras de Energía, Producción y Transporte. Esa sangría significaría regresar al viejo modelo de ministro de Economía, ó -en el caso de Dujovne- de superministro, un mote que no es de su agrado.

Mirá también

Los bancos sugieren a Caputo fijar el dólar y acortar los plazos para liquidar divisas

El ala política del Ejecutivo apunta a problemas en la coordinación. Y, además, pretende enviar un gesto más fuerte de austeridad y de cambio de rumbo a los mercados y a la ciudadanía. En la Casa Rosada hubo funcionarios que avalaron la noticia y otros que la rechazaron. “El Presidente ya hizo dos cambios importantes. No hace falta más por ahora”, dijeron. En el ministerio de Modernización también relativizaron los trascendidos.

Sin embargo, ayer las versiones sonaron con más fuerza que nunca. El alza del dólar obliga. El debut de Luis Caputo al frente del Central no alcanzó a frenar el precio de la moneda estadounidense que empuja los precios.

El problema es que los funcionarios a cargo de esas áreas gozan particularmente de la estima de Macri. A pesar de la crisis política que abrieron los tarifazos, el Presidente piensa que nadie hizo más que Juan José Aranguren, en Energía, para eliminar subsidios y bajar el déficit. Reducirlo a la categoría de secretario no sería un buen premio. Francisco Cabrera, de Producción, ya sobrevivió a otros terremotos y fue el encargado de dirigir la Fundación Pensar que coordinó la plataforma presidencial del PRO. Cierto es que hasta ahora no dieron los resultados esperados. Guillermo Dietrich, de Transporte, es uno de los mandatarios de mejor llegada y con más presupuesto.

Mirá también

El Gobierno, dispuesto a congelar la baja de impuestos si no cumple con la meta fiscal

Algunos funcionarios señalan al ministro de Agroindustria Luis Etchevehere, que no logra que sus ex socios de la Sociedad Rural liquiden la soja a tiempo. El titular de la SRA tiene en la mesa política más de un enemigo.

Hace algunas semanas, un ministro le dijo a Clarín que ahora ninguno de esos ministros podría competir con sus pares, algo que Macri promueve aunque sus colaboradores tengan objetivos en pugna. Dujovne sería ahora el encargado de decidir hasta dónde llega cada uno. En Jefatura de Gabinete no serían partidarios de una nueva reestructuración.

Sin decisiones confirmadas, en el Gobierno sí reconocieron que se evalúan más modificaciones en el Gabinete, que Cambiemos necesita un cambio.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.